12 de abril de 2011

Plan de viaje para el cambio

Foto de Paul Lowry
"Podemos llamarle 2.0 pero en realidad estamos aquí porque creemos que podemos hacer las cosas de forma distinta para mejorar", twitteaba el otro día y varias personas manifestaron su adhesión a esta afirmación. Somos utópicos y soñadores, estamos cansados de hablar siempre de los mismos problemas y ahora nos encontramos con ideas para construir el futuro. Sí, futuro, porque el presente sigue, por lo general, atrapado entre la indiferencia y la oposición sin diálogo. Muchos de nosotros trabajamos ahora para lo que vendrá, lo que inevitablemente caerá por su propio peso en unos años. Parece pues, que ahora es momento de agruparnos, de compartir ideas y de vislumbrar caminos. El cambio real vendrá cuando llegue la generación que no esté dispuesta a aceptar vivir atrapados en un bucle de aburrimiento y negación, cuando sitúen la libertad y la creatividad por encima de cualquier  imposición.

Y mientras tanto, ¿qué podemos hacer los que ya no estamos cómodos con esta situación y vivimos ansiosos por ver crecer algo nuevo? Para empezar, darnos cuenta que este es un momento de reconstrucción y de ver nacer cosas nuevas. Si no estamos contentos con lo que tenemos y nos rodea, ahora podemos intentar cambiarlo, tenemos más posibilidades que antes, aunque nadie dijo que fuera fácil. Las grietas del sistema son más profundas y están vacías. Si intentamos llenarlas seguramente no veremos a corto plazo los frutos, pero el camino abierto lo hará más transitable para los que vienen detrás.

Y para hacer este camino he preparado un plan de viaje:

Invitados: un grupo formado por personas de distintas generaciones, que tienen profesiones, aptitudes y responsabilidades distintas.

Ruta: el viaje se desarrolla por lugares turísticos y también por tierras desconocidas donde el viajero podrá deleitarse con parajes y gentes que normalmente están fuera de los circuitos comerciales. También habrá tiempo para la improvisación: se guardarán algunos días para que el grupo decida qué hacer y qué visitar. Para ello es importante saber escuchar y conversar.

Horarios: el plan de viaje exige horarios flexibles. Algunos días se dormirá poco, pero se compensará con algún día de descanso. Es importante mantener un buen estado de forma física porque está previsto hacer senderismo por zonas difíciles de montaña.

Climatología: se recomienda llevar vestimenta de invierno y verano. La zona a la que se dirigen tiene un clima extremo. Las noches son muy frías y los días calurosos. Es muy probable que haya lluvias torrenciales pero encontrarán refugios para estar a salvo.

Seguridad: en general, está considerada una zona segura pero deben tener en cuenta una precaución: dejar de lado el pesimismo.

Transporte: mayoritariamente se desplazarán a través de sus sueños pero también deben hacer uso de la razón. Si en algún momento se encuentran perdidos, pregunten a los catalizadores, les guiarán de nuevo en su camino.

Hace un tiempo que se han empezado a abrir las inscripciones. ¿Te apuntas?

17 comentarios:

  1. Yo estoy apuntadísima!! dices que este viaje tradará unos años, yo creo que vendrá más rápido de lo que nos imaginamos..esto no hay quien lo pare!!

    Me ha encantado tu post, creativo y sin embargo no te dejas ni un detalle.

    Molt bé Montse!

    ResponderEliminar
  2. Muy buena reflexión Montse. Reconozco que al principio fui un poco rehacia a entrar en este mundo, no le veía sentido pero ahora...estoy encantanda de haber empezado a dar mis primeros pasos en un mundo que se me presenta cada día apasionante e ilusionante...así no tengo que afirmar que, desde luego, me apunto al viaje...gracias por invitarnos

    ResponderEliminar
  3. Me apunto Montse. Un buen post!

    Por si acaso, me traeré un librito de como "evitar el mal de altura" en el viaje. Mal que afecta aquellos gurus que ascienden de forma muy rápida y que no son gurus.

    Un abrazo, maleta preparada, y a viajar!!!!

    ResponderEliminar
  4. Ets la bomba, Montse!!!
    M'apunto, i tant!!!!

    ResponderEliminar
  5. Siempre me han gustado los viajes..

    ResponderEliminar
  6. Oooooooh que bo !!!!
    El post es bueno, y para mí, viajera de pro me quedo con el plan de viaje. Ya tengo preparada la mochila, el sombrero y una gran dosis de aventura.

    Sí, ahora es el momento de atreverse y experimentar con lo que nos apetezca, nunca sabremos a donde llegaremos si no nos hemos atrevido a probarlo.
    Ya estoy inscrita al viaje, no exento de obstáculos pero lleno de amig@s a mi lado.
    Montse, me encanta tenerte cerca ;)

    ResponderEliminar
  7. Hoy casi coincidimos con la entrada :)

    ResponderEliminar
  8. Boníssim Montse!
    Me apunto a tu viaje! :)

    ResponderEliminar
  9. Toc, Toc!
    Cabe otro más en la maleta? yo tb me apunto.
    Menudo plan de viaje!

    Mer

    ResponderEliminar
  10. !!Me apunto!! No me gustaría perderme este viaje. Dicen que el que no se embarca no se marea.
    Enhorabuena por el post.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Gracias a tod@s! como siempre el objetivo de escribir en este lugar es doble: divertirme y aprender. Y en este caso, además, también ha sido el de hacer autorerapia para coger fuerzas en estos momentos muchas veces difíciles. Vuestros comentarios me han dado el optimismo y los ánimos necesarios para seguir insistiendo. Juntos podemos!

    ResponderEliminar
  12. Es un viaje para el que se necesita poco equipaje, grandes dosis de optimismo, una voluntad a toda prueba y sobre todo, el mirar especial que atesoran los poseedores de almas antiguas... hace falta disfrutar, conocer, descubrir, ilusionar... amar en la más amplia de sus acepciones, porque sólo amando, compartiendo, ilusionando tendrá este gran viaje sentido.

    Y habrá fuerzas centrífugas, agujeros negros que adivinan abismos insondables, pero para eso están los catalizadores,aquellos que han sido capaces de explorar, de marcar el camino, y de volver para explicarlo.

    ResponderEliminar
  13. Otra que se apunta!

    Montse, enhorabuena por la entrada, me ha encantado y, como dice Eva, no te has dejado ni un detalle!!!

    Un abrazo enorme!!!

    ResponderEliminar
  14. Una que se apunta a un viaje de lo que sea (planteándome ya lo del Imserso, vamos) no puede dejar de lado una invitación tan fascinante. Y un viaje aventurero, donde nada hay planificado y donde nos dejamos llevar por vientos y mareas e incluso donde los vientos y las mareas no siempre serán propicias. Yo recomiendo llevar lo imprescindible, como en cualquier viaje, porque la experiencia, los destinos, nos irán marcando las necesidades logísticas. Y lo que no tengamos, lo conseguiremos compartiendo entre todos porque, como ves, somos unos cuantos los que estamos en marcha (o al menos los que queremos).
    Genial entrada, Montse, pero ya sabes que me encanta tu blog. :)

    ResponderEliminar
  15. Me ha encantado el post Montse, por supuesto que me apunto, cuenta para soñar y hacer este viaje junto a todos los aventureros de pro que estamos metidos en este barco!

    ResponderEliminar
  16. Cierto Rafael, el camino del explorador que tantas alegrías pero también tantos peligros conlleva. Pero las alegrías son más grandes si son compartidas y cuando llegan curvas, aquí estamos también para no marearnos y caer rendidos. Es momento de alinearse con los que son valientes y tu eres uno de ellos.

    Taite, Carlos y Tere, gracias por hacerme ver una vez más que somos muchos los que estamos apuntados a este viaje. Juntos podemos! y además lo pasamos genial :-)

    ResponderEliminar

¡Anímate a participar! Gracias ;-)

Licencia Creative Commons
Mi Columpio por Montse Carrrasco Astals se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.
Basada en una obra en micolumpio.blogspot.com.