2 de abril de 2009

Fin de semana de salud para chuparse los dedos

Directamente no podríamos decir que es afrodisíaco o antidepresivo. Pero sí tiene la capacidad de producir serotonina, conocida popularmente como “la hormona del placer” o “la hormona del buen humor”. Y además, no engorda y está buenísimo. Me estoy refiriendo al chocolate. Y más en concreto, al “buen chocolate”. Aquí excluiría al chocolate blanco, que no contiene cacao y sí manteca de cacao.

El buen cacao puede ser de tres tipos, sobre todo teniendo en cuenta su procedencia: el criollo, el forastero y el trinitario. El criollo es dificilísimo de encontrar, y es la variedad más selecta. Es fascinante el mundo del cacao. Por ejemplo: ¿sabías que dependiendo de la zona donde se plantan los árboles de cacao éste puede tener un sabor u otro? Por ejemplo, si cerca tiene árboles frutales, pues tendrá sabor a fruta (en la foto, podéis ver el fruto del que se extraen los granos de cacao). Podemos encontrar infinidad de sabores en un buen chocolate, y como dicen los expertos, debe degustarse sin masticar, dejándolo deshacer en la boca.

Pues bien, si este fin de semana queréis profundizar en el mundo del chocolate, os recomiendo una visita al Museu de la Xococata (Museo del Chocolate) en Barcelona. Se trata de un museo privado propiedad del Gremi de Pastisseria de Barcelona (el gremio de pasteleros) dedicado en exclusiva al chocolate. En la sección de “actividades” de la web del Museo podéis ver que organizan fiestas de cumpleaños para los más pequeños y visitas guiadas para adultos. Pero para los mayores, os recomiendo por encima de todo las catas de chocolate con licor o también las catas a ciegas. No he visto que aparezcan en su web, pero podéis rellenar el formulario de contacto para que os envíen más información; ¡viviréis una experiencia de lo más saludable y gratificante!

3 comentarios:

  1. Fascinante, el buen chocoloate es como el buen vino, primero se escucha descorchar la botella o romper un trozo cerca del oido, luego se huele la copa o el trozo que hemos roto, y por fin se saborea encontrando infinidad de matizes. El buen chocolate es aquel que perdura un buen tiempo en boca. Sólo lo bueno puede perdurar, pero sólo lo excepcional perdura indefinidamente, como éste bloq, que perdura indefinidamente en la memoria

    ResponderEliminar
  2. Magnífica metáfora! Veo que eres un/a entendido/a del tema.

    ResponderEliminar

¡Anímate a participar! Gracias ;-)

Licencia Creative Commons
Mi Columpio por Montse Carrrasco Astals se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.
Basada en una obra en micolumpio.blogspot.com.