8 de mayo de 2012

La ciencia a la conquista de espacios poco explorados

Foto de daquellamera
Una vez más una noticia que relaciona ciencia y España y que nos deja a la altura del betún: "Los españoles son los europeos que menos siguen la información sobre ciencia". Que levante un comentario aquel que se sienta sorprendido. Los motivos son múltiples y complejos de analizar en un solo post pero estoy segura que muchos coincidimos en señalar la forma en la que se plantea la educación desde edades tempranas como un factor clave.

Me fijo en la forma en que los españoles consumimos contenidos. Entre los datos que aporta este estudio me llama la atención que el principal canal de comunicación de contenidos científicos sea la televisión, seguida de la prensa. ¿Qué pasa con los medios digitales en los que la ciencia está teniendo un papel muy relevante? Solo un dato: los asistentes al Congreso Ciencia en Redes consiguieron que en Twitter el hashtag #cienciaenredes se convirtiera en Tendring Topic en España. Entonces, una vez más ¿estamos llegando sólo a los muy motivados, que somos una minoría y que para nada somos representativos?

A continuación, en la nota se afirma que "la asistencia a museos de ciencia y conferencias científicas registra niveles bajos en todos los países". Varios museos en España se están poniendo las pilas para atraer a más personas, como es el caso de los Museos Científicos Coruñeses. No son los únicos, si seguís a Óscar Menéndez en Twitter descubriréis muchos más. Estoy segura que estas transformaciones poco a poco se irán notando en afluencia de público y conocimiento de estos espacios por parte de la sociedad.

Pero además de los espacios que asimilamos de ciencia (museos, espacios informativos especializados en los medios de comunicación tradicionales) el gran reto de la divulgación científica es conquistar espacios menos explorados. En este sentido Internet está jugando un papel crucial, pero corre el peligro de seguir interesando solo a los interesados, a los que se preguntan el por qué de las cosas, buscan en Google y dan con un blog de ciencia al que se suscriben vía RSS. A los que ya tienen la semilla de la curiosidad científica.

Encontrar ciencia allí donde no lo esperamos porque la ciencia está en todas partes. ¿Qué os parece? Que algo o alguien provoque la pregunta en cualquier lugar y automáticamente la persona se vea forzada a encontrar la respuesta. La ciencia tiene que infiltrarse en todos los rincones de la sociedad y para ello debe seguir bajando peldaños de superigurosidad para abrazar con más ahínco el arte, el juego y la creatividad. Es decir, usar todas las vías de comunicación para adaptarse a todos y cada uno de los interlocutores, sean de donde sean, tengan el nivel cultural que tengan y en todos los espacios. Ir a buscar a las personas, entenderlas, adaptarnos a ellas. Retarlas hasta que finalmente surja la pregunta.

¿Casi nada eh?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Anímate a participar! Gracias ;-)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...