11 de noviembre de 2011

Lo que nos enseñan los calcetines

A través de compartir con los demás las cosas cotidianas podemos jugar a pensar sobre la vida y sobre nosotros. Con este afán nació esta historia.

3 comentarios:

  1. Me encanta! Nunca lo habría visto así... Sobre los pendientes desparejados tenemos alguna teoría? :P

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Yo tambien los guardo!!, y los saco cuando tengo otros en espera de encontrar amigos.
    Me ha gustado el post, si, es bueno reflexionar sobre las pequeñas cosas y la ESPERANZA.
    buen dia ;)

    ResponderEliminar
  3. ¡Gracias a las dos! Me apunto lo de los pendientes desparejados... mmm... tendremos que ahondar en ello.

    ResponderEliminar

¡Enriquece este post con tu comentario!

Licencia Creative Commons
Mi Columpio por Montse Carrrasco Astals se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.
Basada en una obra en micolumpio.blogspot.com.