28 de junio de 2011

La Atlántida de l@s dospuntocéric@s


Tienes Facebook, te abres una cuenta en Twitter y decides hacer un blog. Al poco descubres que hay decenas de personas que escuchan, conversan y comparten información de tu interés. Estas personas te leen, comentan y se emocionan con tus posts. Generan nuevas ideas, nuevos grupos trabajan para llevarlas a cabo; algunas se hacen realidad. Entonces tienes un nuevo mundo a tu alrededor. Con la singularidad de lo que aportas, nutres una comunidad, ya formas parte de una tribu preparada para vivir en la Atlántida de l@s dospuntocéric@s.

Un nuevo mundo te espera, a ti y a tu tribu. El único límite es el tiempo libre del que dispones. Puedes hacerlo casi todo. Construir un pequeño pueblo desde cero, siendo consciente de lo que no te gusta en el otro mundo. El material que nutre este nuevo mundo son los sueños, por eso llevas contigo la bandera de la utopía.

L@s primer@s que llegaron reciben a los nuevos habitantes. Todos son bienvenidos con la condición de que compartan y aporten valor con el objetivo de construir una civilización más avanzada. Se les invita a participar de la construcción, entienden que todas las contribuciones son necesarias, grandes y pequeñas, siempre que favorezcan a la comunidad y no intenten imponer su voz por encima de las demás.

A través de la web 2.0 construimos la Atlántida, nadie sabe dónde situarla, pero tenemos una especie de corazonada que nos dice que existe. Se produce una diáspora de ideas que dormitaban guardadas en un baúl. Una nueva forma de relacionarse en la que todo el mundo está al mismo nivel: empresas, personas, instituciones. Da fuerza a las voces individuales y rebaja voces que durante años habían sido preponderantes. Es una oportunidad para las personas de hacerse oír y emprender y también lo es para las empresas y las instituciones para estar cerca de estas personas, entender cómo piensan y asegurarse su presente y futuro situándose cerca de ellas. 

Empresas e instituciones se vuelven más personas. A título individual, las personas pueden llegar a tener más influencia y relevancia que una institución. Sería un error que las personas, llegado este punto, se comporten como hicieron antaño las organizaciones, silenciando voces, negando la opinión y la aportación de valor. Difícilmente podremos construir algo nuevo o más acorde con nuestro ideal social si no contamos con todos los puntos de vista. Las reglas para empezar la partida parecen claras a estas alturas: claridad, transparencia, aportación de valor

Quizá no sea necesario ponerse un traje de explorador y embarcarse para encontrar la Atlántida. Puede ser más fácil -o díficil- que eso: quitarnos de encima los prejuicios y estar dispuestos a aprender.

P.D.: Post inspirado en la Tribu Mopongo y en una conversación twittera con @manyez @monicamoro @tekuidamos y @luisluque donde se especulaba sobre la posibilidad que la Atlántida se situara en Tromso.

21 de junio de 2011

El discurso de Rafa Pardo para los SaniBlog Awards

En la cena del 2º Congreso de la Blogosfera Sanitaria se hizo entrega de los premios SaniBlog Awards. Durante varios días, se podían votar en la misma web los nominados para distintas categorías. En una de ellas, la categoría MUST, estaba nominado el blog Perdidos en Pandora, de Rafa Pardo. Rafa no pudo asistir al Congreso pero preparó un discurso para que, en caso de salir ganador, una servidora lo leyera ante el público asistente. Viendo como fue la "ceremonia", aunque hubiera ganado, me hubiera sido imposible leer este texto entre tanta fiesta, así que ahora, con la tranquilidad de mi casa un martes por la noche, me he decidido a leerlo.

Para tod@s vosotr@s, señoras y señores, el discurso de un ganador.

Clica aquí para descargar el audio.

16 de junio de 2011

La socialización de la blogosfera sanitaria

El año pasado, escribía este post a tres días del I Congreso de la Blogosfera Sanitaria. Por aquel entonces, me planteaba este encuentro como una desvirtualización masiva de personas del ámbito sanitario que llevábamos meses compartiendo información y vivencias a través de Internet. Una especie de cita a ciegas grupal al estilo "campamento de verano" que parecía que la mayoría vivíamos con ilusión de ver nacer algo nuevo. No se sabía ni el qué ni el cómo pero algo tenía que salir de todo eso. Cámara en mano, inmortalicé muchos momentos de ese primer Congreso. Y salió un vídeo.

Pluky nos acompañará en nuestro taller
Ahora, un año después, leyendo este post precongreso de Salvador Casado recuerdo algunos proyectos participativos que se han llevado a cabo. Entrando en casa de Mónica Moro veo todo el camino que ha recorrido una empresa farmacéutica en el 2.0 y de Emilienko me quedo con su opinión de que la mayoría de blogueros sanitarios "han hecho los deberes organizando eventos de promoción dospuntocérica, promocionando formación en nuevas tecnologías, algunos se volvieron aún más claros, incisivos y concretos en sus críticas al sistema sanitario público y unos pocos organizaron útiles iniciativas participativas".

Podemos discrepar en si son pocas o muchas las cosas que se han hecho, si son más buenas o menos aprovechables, pero lo que está claro es que conocernos y cooperar ha generado nuevas sinergias que han cuajado en proyectos innovadores. Creo que también es importante destacar lo que ocurre fuera del foco dospuntocérico. Los cambios se gestan casi siempre fuera de la luz pública y empiezan en cada uno de nosotros. Así que es de esperar que muchos proyectos muy interesantes, que aún están verdes, en un futuro cercano vean la luz.

A nivel general, para mi este segundo Congreso significa la socialización de la blogosfera. Hace un año, de vuelta de las primeras sesiones del Congreso, con Mónica Moro y Miguel Ángel Tovar, nos preguntábamos por qué llamarle "Congreso de la Blogosfera" cuando se estaba hablando en general de herramientas 2.0 aplicadas a la salud, no sólo de blogs. Pero en realidad, no era una mayoría de asistentes la que usaba en ese momento de forma diaria redes como Twitter o Facebook. Este año, el Congreso va con el antetítulo "Internet y Salud", imagino que para constatar la amplitud de miras más allá de los blogs. Porque durante este año la explosión social de los blogueros sanitarios ha sido más que evidente: muchos de los que hace un año sólo tenían blog, desde hace algunos meses son usuarios habituales de redes sociales.

El entramado relacional se ha hecho más complejo y a la vez se ha enriquecido muchísimo con más perfiles profesionales, opiniones distintas, ideas renovadas. Esto aumenta nuestra capacidad personal para poder desarrollar nuestros sueños y nuestras ideas, fantástico, pero también acrecienta la formación de grupillos y la confrontación entre éstos.

¿Lograremos seguir llevando la bandera del #wenrolling a la vez que discutimos lo que tengamos que discutir en público, y cuando haga falta, también en privado?

De momento se está planteando un Congreso "diferente": ¿Conocéis otro Congreso donde se organicen unos premios alternativos y algunos blogueros como Iñaki González se lancen a comunicar sus votaciones? ¿O un Congreso dónde una asistente diseñe una camiseta para la ocasión y la compren otras decenas de asistentes?

¡Esto promete! Además de, por supuesto, los interesantísimos talleres, pecha kuchas y mesas redondas. A Emma Pérez-Romera y a mi nos encontraréis seguro seguro en uno de los talleres.

¡Nos vemos en Madrid!

7 de junio de 2011

Plou i fa sol

La meva primera experiència amb Storify. Avui, a Catalunya hem tingut un dia de #plouifasol



Licencia Creative Commons
Mi Columpio por Montse Carrrasco Astals se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.
Basada en una obra en micolumpio.blogspot.com.