24 de febrero de 2010

Camino de ida y vuelta


Hacer el viaje de trabajar con información general a entrar en el mundo de la información especializada es como ponerte a mirar con un microscopio una gota de agua. Lo sencillo se hace complejo. Aquello que creías estable e inamovible, resulta que está cargado de matices y movimiento. Ahora bien, lo más difícil es adaptarse a este entorno especializado y hacer el camino de vuelta para transmitirlo a la sociedad. A esto le llaman “divulgación científica”.

El camino de ida hacia la especialización es un camino de descubrimientos, de buenas noticias, de tópicos que se rompen. Para el periodista, incansable buscador de historias nuevas, parece un pozo sin fin. A cada puerta que abres, un nuevo reto se plantea. La mochila se llena de todos estos hallazgos pero… cuando se plantea el camino de vuelta, la mochila es demasiado pesada y hay que pensar qué dejamos atrás. Y aquí nos asalta la duda: ¿Qué dejo? ¿Qué me llevo?


La elección es difícil. Muchas veces debemos renunciar a mucho para que cuando se llega a destino la gente entienda lo que les contamos. Por eso, los que viven en la especialización, defensores del rigor extremo, se sienten defraudados. Habrá informaciones que se perderán, simplemente porque no merecían ser contadas en una esfera pública. Al fin, llegados a destino, muchas decisiones influenciarán en lo que ocurra, pero habrá un aspecto que será clave: la ilusión que nos llevó a emprender el camino.

10 de febrero de 2010

Cierra la puerta al fuego

Esta semana he descubierto que las puertas son las armas más eficaces para luchar contra un incendio. He participado en un curso sobre extinción de incendios en mi empresa y éste ha sido uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta. Resulta que si cerramos una habitación de forma hermética, dejamos sin oxígeno al fuego, lo asfixiamos, y poco a poco se va desvaneciendo.

Os voy a plantear una de las situaciones más frecuentes de incendio: una vivienda de pisos. ¿Qué harías si hay un incendio en un piso superior al vuestro? Seguro que aquí todos/as contestáis que salir corriendo a la calle. Respuesta acertada. Pero… ¿y si el incendio se produce en un piso inferior? La mayoría seguro que responderíais (así ha ocurrido en el curso) que subir hacia arriba, lejos del piso que se está quemando. Pues no es la mejor opción. Sólo deberíais contar con esta vía si sabéis que podéis ir a un sitio seguro, pero la mayoría de veces no es así. ¿Y por qué no es así si el piso al que me puedo dirigir está 3 plantas por encima del que se está quemando? Por el efecto de la convección (transferencia de calor debida a la menor densidad del aire caliente) el fuego se puede propagar de forma vertical a grandes distancias y con gran virulencia. Así que la mejor solución es confinarse en casa: cerrar puertas y ventanas y esperar en una habitación que tenga una ventana exterior. Y a través de esta ventana, pedir ayuda cuando ésta aparezca para ser desalojado. Nuestro instinto nos pide correr o saltar, pero ante esta situación, lo mejor es esperar.

También es muy importante tener en cuenta que cuando se dejan encendidos electrodomésticos (lavadoras, lavavajillas…) y nos vamos de casa, mejor dejar la puerta de la habitación donde se encuentran cerrada por si tenemos la mala suerte de que estos aparatos causan un incendio. De esta forma, sólo se quemaría la estancia donde éste se produce.

Por desgracia, hoy mismo hemos sabido que ha habido un séptimo muerto del incendio de Sevilla, la mayoría han muerto por inhalación de humo. Poco o nada sabemos de cómo reaccionaron ante el fuego en esta residencia de mayores, pero si se aprovechara la ocasión mediática para recalcar alguno de estos aspectos tan sencillos como el cierre de puertas y ventanas, poco a poco iríamos cultivando una cultura de la prevención que tanta falta nos hace en Spain.

P.D.: Como sé que muchos/as sois geeks, mucho cuidado con los portátiles que reposan en sofás y camas y con los móviles que se calientan cuando llevamos hablando mucho rato. ¡Estáis jugando con fuego sin saberlo!
Licencia Creative Commons
Mi Columpio por Montse Carrrasco Astals se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.
Basada en una obra en micolumpio.blogspot.com.