28 de octubre de 2009

Web 2.0, el fantasma que merondea en el sector sanitario

He aquí el segundo post sobre el V Congreso de Periodismo Sanitario que os prometí, en esta ocasión sobre la web 2.0.

Milagros Pérez Oliva, defensora del lector de El País, centró su intervención en “los peligros de las webs”. “La información en bruto puede hacer tanto mal como bien”, fue una de sus reflexiones. “Sobre todo –continuó- si esta información no está controlada por profesionales contrastados”. Y también dijo “la divulgación colectiva es peligrosa”. Creo que Milagros representa a un gran número de profesionales del sector del periodismo y de la sanidad que sólo ven los peligros de Internet y de la web 2.0 (que los hay, ojo) y que, siendo conscientes de “lo malo” no pueden girarlo también para buscar el lado positivo y de cambio. Por millonésima vez, os recordaré que estamos en un momento de crisis, también el periodismo y el sistema sanitario lo están. El auge imparable de esta tecnología, que no podemos obviar de ninguna manera porque no vendrá, ya está ahí, puede ser un aliciente para buscar nuevas fórmulas. No se trata, como dijo Javier Celaya, de romper con los medios tradicionales, hay que buscar nuevos modelos que nos ayuden a seguir adelante y superar este bache. Debemos reiventarnos y hoy más que nunca, tenemos multitud de herramientas que nos pueden ayudar.

¿Por qué el sector sanitario debe obviar Internet en su plan de comunicación si el 20 por ciento de las personas busca sobre salud en Google y en los últimos meses se ha producido un incremento del 230 por ciento de información sobre gripe A en Internet? (dixit Javier Celaya). Si nosostr@s, como profesionales, no nos fijamos en este fenómeno, ya estarán todas las demás personas para hablar de nuestra empresa, institución o medio de comunicación en la red.

Ya lo veis, este post tiende inexorablemente hacia un terreno abonado de opinión personal… pero es que me apetece decir bien alto que creo que es uno de los retos más importantes a los que nos enfrentamos y parece que no vaya con nosotr@s. No va con nosotr@s cuando decimos que hay que defender los principios de veracidad y rigurosidad del Periodismo (con P mayúscula) y como dijo Milagros “es el momento de crear un consenso para dignificar la profesión”. Hace años que se espera un consenso en este sentido y precisamente porque nunca lo ha habido en épocas de vacas gordas, ahora hay personas que nos están “quitando” el trabajo. Porque en sus blogs hablan de cosas diversas e interesantes y nos cuentan otros puntos de vista. Porque los medios de comunicación se han asentado durante años en un terreno cómodo y han aportado un escaso valor, repicando, en muchos casos, información de agencias. Señores y señoras, la web 2.0 no es el futuro, ya está con entre nosotr@s, no es amante de las normas y el buen hacer lo dicta la mayoría. Más educación en este sentido nos haría falta a tod@s para conocer mejor los peligros a los cuales nos afrontamos (que no niego, son muchos) y explorar lo positivo que nos puede aportar: una sociedad más participativa y por consiguiente, más democrática. Pero creo que sólo con educación y acceso universal podremos llegar ahí. Si es que queremos claro, que este es otro asunto.

Y por último, quería explicaros lo que le contestó el director de ABC a la pregunta de Miguel Ángel Martín, director de Sanifax, sobre si creía que un modelo de pago por contenidos en Internet sería viable en su periódico. El director de ABC reconoció que todos los medios van “muy perdidos” en este tema y que algunos contenidos on line se acabarán pagando. Y concluyó: “cuando se produzca un acuerdo entre todas las cabeceras, los lectores no tendrán más remedio que pagar”.

¿Qué os parece su respuesta? ¿Si esta situación se produjera, creéis que los lectores pagarían por ello?

26 de octubre de 2009

Gripe A: de la “infoxicación” a la moderación informativa

A grandes rasgos, podría decir que el V Congreso de Periodismo Sanitario de Madrid ha centrado la atención en tres temas fundamentales: el trato informativo de la gripe A, la relación entre gabinetes de comunicación y periodistas de medios y la web 2.0 en el sector sanitario. Como el año pasado, me ha parecido un foro genial para intercambiar opiniones y puntos de vista con l@s compañer@s de profesión y sólo por este motivo creo que ya vale la pena asistir al Congreso. Es como una especie de diván de consulta psiquiátrica que llega a su punto álgido cuando algún compañero asistente coge el micro y cuenta alguna experiencia personal que todos vivimos como nuestra. Por cierto, he escrito todOs y realmente cada vez más podría decir todAs porque las mujeres hemos sido mayoría aplastante.

Dejando de lado las generalidades, en este post, me centraré en el tema del trato informativo de la gripe A, que ha sido un tema recurrente en todas las mesas. Los focos de atención han sido el trato que han hecho del asunto los medios de comunicación y la gestión por parte de los organismos públicos que emitían la información: léase la OMS y el Ministerio de Sanidad y Política Social. Sobre estos dos organismos, parecía haber un consenso entre periodistas de medios de que el tema ha sido tratado con mucha profesionalidad por su parte y les han propiciado información de calidad y con suficiente cantidad para llenar sus piezas informativas. La opinión más favorable ha venido de parte de Magis Iglesias, Presidenta de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España, quien ha declarado en su discurso inaugural: “la labor del departamento de comunicación del Ministerio ha destacado por su profesionalidad, es un modelo a seguir”. La directora del Gabinete de Comunicación del Ministerio de Sanidad y Política Social, Mª Jesús García, ha defendido el trabajo realizado por su equipo diciendo que su objetivo ha sido el de generar confianza, buscar la transparencia informativa, la coordinación entre autonomías y siempre lanzar un mensaje único. Quizá el punto más controvertido sobre el trato informativo de la gripe A se sitúa en la fase inicial de la difusión de la enfermedad, cuando se declara la pandemia, donde parece que ha habido consenso en el hecho que se envió mucha información a los medios que éstos publicaban en sitios preferentes. Esta avalancha provocó confusión y alerta en la población que en un principio no era consciente de la escasa gravedad de la enfermedad. Para esta situación, el doctor Jesús Lozano, Director de la Fundación para la Formación de la OMC nos brindó el neologismo “infoxicación”. Además, añadió que la OMS había tenido demasiadas ansias de protagonismo.

Sobre el trato informativo de la pandemia en los medios de comunicación han respondido representantes de Tele 5, El País, la agencia Servimedia y La Voz de Almería. Tod@s ell@s han presentado casos prácticos de sus propios medios que también han puesto de manifiesto la confusión inicial que ha dado paso a más relajación y una insistencia mayor en la prevención. Ell@s mism@s, en esta fase inicial han reconocido verse apartad@s de las decisiones de sus jefes en el momento de la publicación de información sobre la enfermedad. Reconocen que les aconsejaron en muchas ocasiones hacer lo contrario a lo que realmente se publicó, y que el paso del tiempo les ha dado la razón y les ha puesto en su lugar.

Tod@s pues, parece que perdimos un poco los papeles en la fase de “infoxicación” y ante esto a mi se me abren más interrogantes: ¿esta estrategia fue premeditada en su momento por parte de los organismos oficiales o sólo respondió (como dicen sus mismos representantes) a las demandas informativas de los medios? ¿la información de la gripe A seguirá por la línea de la contención, qué ocurrirá cuando llegue el frío y se saturen las urgencias de los hospitales? ¿Por qué medios de comunicación “serios” cayeron en el amarillismo? Muchas de estas preguntas nos la podrían responder los mismos directores, pero por desgracia no estaban allí. Bueno, no es del todo cierto, porque sí que escuchamos al director de ABC, Ángel Expósito, quien contradijo el pensamiento popular de que el amarillismo engrosa el bolsillo de los medios explicando que el especial sobre prevención y información “contrastada” de gripe A que publicó ABC hizo subir las ventas de forma espectacular. Aún así, cabría pensar que si no se hubiera hecho amarillismo antes, quizá este especial hubiera pasado totalmente inadvertido.

Mañana publicaré un post sobre la web 2.0 y el sector sanitario, un tema que hoy parece que genera más miedo que oportunidad en el sector.

[Edito esta entrada para aportar información relevante al hilo de este tema. Se trata de la presentación de Miguel Ángel Máñez, editor del blog Salud con Cosas que me ha brindado esta estupenda presentación que realizó en el último Congreso de Periodismo Digital: Cómo informar sobre la gripe A con herramientas 2.0

13 de octubre de 2009

La ágora de los sentimientos

Sí, formo parte de la multitud de personas que este fin de semana ha ido al cine a ver Ágora y ha contribuído a que la peli recaude ya 5,3 millones de euros. Antes que nada, debo confesaros que me ha parecido un film excepcional, realmente bello y conmovedor. Como much@s sabréis a estas alturas, la protagonista, Hipatia, está considerada la primera científica de la historia. Amenábar nos retrata una mujer apasionada por la ciencia, capaz de darlo todo por un ideal de libertad, un bicho raro entre tanta crueldad, terror y ansias de dominación. Está claro que el director le habrá dado un aire cinematográfico al personaje que le hará distar más o menos de su historia "real", pero con este pase por la gran pantalla, ha dotado de humanidad y atractivo para much@s a una mujer genial que hasta el momento sólo era valorada por un@s poc@s. Está logrando y logrará pues, acercar el amor y la pasión por la ciencia a un gran número de personas. Cuando ves la película, haces una regresión a tu infancia; aspectos que hoy ya son totalmente banales cobran un valor incalculable, y te das cuenta de la importante herencia científica que nos han dejado nuestros antepasados. Para mi, esto tiene un valor enorme.

Todo esto ha alimentado una idea que hace tiempo baila en mi cabeza: comunicadores y/o científicos muchas veces no pasamos la barrera de la rigurosidad científica y por ello, no logramos que la ciencia interese a un gran número de personas. Gracias al arte, y en este caso al cine, conseguimos traspasarla, a pesar de los puristas que critican la poca fidelidad a la "realidad".

Mi postura es que deberíamos ser más conscientes de este hecho y dejar fluir los mensajes científicos por la senda de la emoción y los sentimientos. ¿Cuál es la tuya?
Licencia Creative Commons
Mi Columpio por Montse Carrrasco Astals se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.
Basada en una obra en micolumpio.blogspot.com.